Adoración y trabajo mezclados en una sola palabra Hebrea

Autor: Darrow Miller (traducción: Paulo Fillion)
¿Existe una relación entre el trabajo y la adoración? Y si es así, ¿cuál es esa relación?

Tu respuesta depende de tu cosmovisión. La mayoría de los cristianos, funciona desde una mente griega, la cual diría que no hay relación que no hay relación alguna. La adoración es sagrada y el trabajo es secular. Los modernos dirían que no hay adoración, solo trabajo. Muchos animistas verían el trabajo como una maldición de los dioses, y la adoración es algo que haces para minimizar esa maldición.

En contraste, una palabra hebrea nos muestra la radical relación entre trabajo y adoración: Esa palabra es ָבַד  - avodah (pronunciada ah-vo-DAH).

Muchas personas anhelan que su trabajo tenga importancia. Los cristianos a menudo piensan que para que su trabajo sea significativo, debe ser “espiritual”: evangelismo, misiones, plantación de iglesias o pastoreo.
Muchos profesionales dedican largas horas a un trabajo que puede no parece significativo, pero la recompensa es dinero y poder. Las personas eligen las carreras en función de cuánto dinero pueden ganar o cuánto poder pueden sostener sobre otros. Sin embargo, sus vidas a menudo carecen de significado.

Es bueno que muchos millennials están buscando algo más, vidas impactantes y empleo significativo. La clave de esta búsqueda se encuentra en una senda antigua: avodah.

La palabra hebrea que captura la alabanza y el trabajo

Avodah es usada 289 veces en el Antiguo Testamento y se traduce de diversas maneras como “adoración”, “servicio” y “trabajo.”

En algunos versos, avodah significa trabajo, como cultivar el campo o hacer trabajo común:
  • Génesis 2: 5 - "y no había hombre para trabajar (avodah) el suelo".
  • Génesis 2:15 - “El SEÑOR Dios tomó al hombre y lo puso en el huerto del Edén para trabajar (avodah) y guárdalo."
  • Éxodo 34:21 - Dios, al renovar el pacto con Moisés, dice: "Seis días trabajarás (avodah),"

En otros versículos, avodah significa adoración, como en adorar al Señor.

  • Éxodo 8: 1 - “Esto es lo que dice el SEÑOR: “Dejen ir a mi pueblo, para que puedan adorar (avodah)”.
  • Éxodo 12:31 - “Entonces él convocó a Moisés y Aarón por la noche y dijo: 'Arriba, salgan de entre mi pueblo, tanto tú como el pueblo de Israel; y ve, sirve (avodah) al Señor …”
  • Josué 24:15 - “Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos (avodah) a Jehová”.
La siguiente es una nota muy conocida un texto hebreo:

דַב עָ (ʿā·ḇǎḏ): v.; ... trabajo, labor, es decir, gastar considerable energía e intensidad en una tarea o función... otorga considerable energía e intensidad para ayudar a otro (Lev. 25:46; 2Sa 16:19); ... adorar, servir, ministrar , trabajar en el ministerio, es decir, dar energía y devoción a Dios o a un dios, incluyendo ceremonias (Ex 23:24, 25); cultivar, arar, es decir, trabajar la tierra (con o sin un animal) como parte del proceso agrícola (Ge 4: 2; Isa 30:24); arado, ser cultivado (Dt 21: 4; Ecc 5: 8; Eze 36: 9, 34) (1)

Tome nota entonces del espectro tan diverso de significados de avodah que se muestran en los textos resaltados.

El trabajo y la adoración son propósitos de Dios para los seres humanos.

Avodah revela que la naturaleza de la mente hebrea es holística, integradora y completa. No hay una dicotomía o división entre lo sagrado y lo secular. La palabra usada para trabajo en nuestro llamado es el la misma palabra usada para adorar al Señor. De hecho, Dios nos puso en la tierra para adorar-trabajando o para trabajar en adoración, y de esa manera cumplir la primera comisión (Génesis 1: 26-28) - El Mandato Cultural, trabajamos (avodah) y al mismo tiempo adoramos (avodá) al Dios viviente.

Avodah revela que nuestro trabajo puede ser una forma de adoración. El historiador Thomas Carlyle lo expresa de una manera simple: “Laborare est orare, el trabajo es adoración... Toda obra verdadera es sagrada; en toda obra verdadera, donde hay mano de obra, hay algo divino ... Ningún hombre tiene trabajo, o puede trabajar, excepto religiosamente ...”

El Instituto Avodah muestra el siguiente punto:

Qué imagen tan poderosa pensar que la palabra para trabajar en los campos es
la misma que se usó por adorar al Dios de Abraham, Isaac y Jacob.

Los israelitas entendieron que el trabajo podría ser una manera de honrar a Dios
y al prójimo, de servir a Dios y al prójimo, y así, a adorar a Dios y servir al
prójimo.

Avodah proporciona el marco para una teología del trabajo. Conduce a una mente y una vida integradas. Al igual que las escrituras mismas, donde no hay una mente griega dividida como la dicotomía sagrado/secular. Avodah es la acción integrada de adoración y trabajo. El mandato cultural es cultivar: un trabajo sagrado.
Para la mente hebrea, a diferencia de la griega, no hay separación entre el trabajo y la adoración. La adoración es No solo para el domingo, sino también para el lunes y el resto de la semana. La adoración no se limita a una reunión religiosa en un templo o a un esfuerzo evangelístico público. La adoración tiene lugar en medio de nuestra vida diaria, en nuestros hogares, en la oficina, en la fábrica. El Dios de la Biblia no es un Dios de medio tiempo. Nuestra adoración no debe considerarse como una alabanza de medio tiempo, debe ser una alabanza de tiempo completo.

La mente hebrea Holística

Para la mente hebrea, la idea de adorar durante un par de horas el domingo y luego funcionar secularmente el resto de la semana, sería un disparate. La adoración era un acto continuo. La adoración y el trabajo estaban integrados perfectamente. Dos ejemplos de la división entre la adoración y el trabajo podrían ser útiles: Una organización misionera que conozco ofrece entrenamiento a su personal. Sus clases de alabanza y adoración siempre están llenas porque ven la adoración como una actividad sagrada. Desafortunadamente sus clases de arte, desarrollo comunitario, y de humanidades languidecen porque son percibidas como actividades “seculares”.

Las organizaciones cristianas de ayuda y desarrollo pueden estar motivadas por Cristo para hacer su trabajo “secular” de ayuda a los pobres. Estas buenas personas van a la iglesia el domingo, pero el lunes se presentan a trabajar en la industria del desarrollo funcionando desde locales seculares.

Muchas iglesias crean una cantidad de programas en el templo, bajo la idea de que es más espiritual estar en la iglesia. Ellos tienen programas todos los días de la semana para atraer personas a sus edificios. Piensan que cuanto mas a menudo vas “a la iglesia” más espiritual eres.

Muy pocas culturas entienden este principio. Muy pocos cristianos lo entienden Deberíamos tener mentes formadas por la palabra avodáh.

Mi querido amigo Christian Overman dice que:

El trabajo, en su esencia, un acto de gobierno. Gobierno sobre madera, metal, vacas, algodón y zanahorias. Gobierno sobre ondas sonoras, corrientes eléctricas y viento. Gobierno sobre teclados de computadora, fibra óptica e imágenes digitales. Gobierno sobre las personas. Gobierno sobre cosas. Gobierno sobre las ideas.

Trabajo y adoración se refieren a gobierno

También podríamos decir que la adoración, en su esencia, es un acto de gobierno. Este es el tema del libro de los proverbios. Este es un libro muy práctico para traducir nuestra adoración en cómo vivir y cómo trabajar de una manera que conduzca a la santificación, lo que nos lleva a la vida. Es un libro sobre gobernabilidad en dos niveles, primero es el nivel de auto-gobierno o del gobierno individual; segundo es el nivel en el cual los reyes y presidentes deben gobernar las naciones.

Dios nos puso aquí para glorificarlo al gobernar en lugar de Él. Para ello, debemos trabajar, servir y adorar integradamente - avodah!

Para leer más sobre este tema, retoma mi libro: Vida, trabajo y vocación, una teología bíblica del hacer cotidiano.

(1) Swanson, J. (1997). Dictionary of Biblical Languages with Semantic Domains : Hebrew (Old Testament) (electronic ed.). Oak Harbor: Logos Research Systems, Inc.

Related Posts

No Comments