Jesús como Centro

Analogía entre actividades diarias y religión. Teniendo en cuenta la comida y bebida que nos da vida.

Vamos a comenzar el analizar de las actividades diarias que hacemos la mayoría de los seres humanos para vivir o sea estar vivos, vivir cada día y no morir, simplificando en solo 2 variables: comer sano y tomar agua. El resto de variables como hacer ejercicio, descansar, recrearse, etc. Vamos a dejarlo de lado por que si no comemos ni bebemos y hacemos ejercicio en poco tiempo vamos a morir por desnutrición o falta de agua, lo mismo pasa con las demás variables, es por ello que para vivir lo principal seria comer y beber agua. También no nos compliquemos con razonamientos tipo: “quien fue primero ¿el huevo o la gallina?”, al decir: “sino busco primero, no como”, o cosas por el estilo que seria como decir primero fue el huevo.

Con esta primera comprensión entonces ninguna de las actividades diarias que hagamos es más importante que el comer y beber, pero si necesarias algunas para buscar y conseguirlas.

Nuevamente para resumir el análisis digamos que trabajar y relacionarnos con otros sería lo que nos ayuda para buscar mi recurso comida y agua para vivir mi día.

Día a día hacemos una serie de sub-actividades para cumplir esa meta, sin ningún tipo de obligación, ni presión sino de forma natural, a la mañana nos aseamos, desayunamos, salimos a trabajar, almorzamos, nos relacionamos con otros, al término de la tarde, conseguimos la comida, volvemos a casa y nos relacionamos con nuestra familia compartimos nuestra comida y bebida le amamos, a la noche, nos aseamos y volvemos a dormir, y esto lo hacemos día a día.

Esto es en resumen lo que hacemos por que comprendimos plenamente que lo más importante es comer y beber, para ello tenemos que buscar ese alimento, hacer ciertas actividades y relacionarnos con otros para finalmente compartir con nuestra familia ese alimento. Pero de nuevo el centro no está en las actividades del día, o sea, lo que hagamos ni siquiera en como nos sentimos para conseguir el alimento, sino en comer y beber para vivir.

En la religión ocurre lo mismo, hay ciertas actividades que se realizan que son importantes pero no hay más importante que el centro de comer y beber.

Jesús es nuestro centro, nuestra comida y bebida, y no hay otra cosa que hagamos que nos dé vida. 

Buscar de Jesús o sea Dios es lo principal y el resto son actividades secundarias.

Ahora bien, Jesús quiere que entiendas y que conozcas del porqué le estás comiendo y bebiendo, porque dice con tu mente, o sea pensante, de forma lógica, meditando, y comprendiendo del porqué comer y beber. Todo por la gracia de Jesús.

De la misma forma que no eres un robot que ejecuta actividades diarias para conseguir comida y bebida, los que tenemos fe en Jesús no somos unos robots que solo hacemos religión para nuestra comida y bebida.

Bueno, es ahí que debemos comprender lo que Dios quiere, o sea leyendo la Biblia por que es Su Palabra, relacionarnos con Él orando o sea hablando con Él, teniendo un tiempo con Él, siendo enseñados y guiados por Él, etc. Con Jesús que es el verbo divino, que Él mismo es la palabra que leemos y todo lo que leemos Él mismo es en Su cuerpo. Él es Quien nos da vida. Él es el pan de vida. Él es el agua de vida. Es Jesucristo, nuestro Salvador y Redentor. Él es el centro de todo y todo fue hecho para Él. Cuando comprendimos, le seguimos a Jesús, sin ningún tipo de obligación, ni presión sino de forma natural.

No se trata de la religión que vivimos, sino de Dios, Jesús como centro, como comida y bebida que nos da vida y vida eterna. Cualquiera que tenga otro centro en “religión” o en  “actividades diarias”, aún no comprendió Quien es Él que le da vida y nos salva.
Referencias bíblicas:
Oseas 6:6 NVI Lo que pido de ustedes es amor y no sacrificios, conocimiento de Dios y no holocaustos.
Juan 6:35 RVR1960 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.
Juan 6:54 RVR1960 El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
Juan 4:14 RVR1960 mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
Mateo 4:4 RVR1960 El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Colosenses 1:16-17 RVR1960 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;
Mateo 6:33 RVR1960 Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten.
Mateo 2:37-39 RVR1960 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento.39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Related Posts

No Comments